Información

Hola,

un gran esfuerzo se destina para mantener vivo este sitio website, y ser un aporte concreto a toda la comunidad cristiana, ya sea católica o pertenecientes a otras creencias.

La realidad de la muerte nos afecta a todos los humanos, y por eso toda persona es bienvenida a realizar el curso. Internet tiene la gran ventaja de acercarnos de una forma anónima.

Este curso Preparación Para La Muerte es gratuito por la misma razón. El curso original fue escrito por San Alfonso María de Ligorio, quien nació en 1696 en Marianella (Nápoles) y murió en 1787.

 

San Alfonso

Este santo fue obispo y cardenal durante su vida, y además fundó la Congregación del Santísimo Redentor. Es el patrono de los abogados católicos y de los moralistas y confesores.

A pesar de que han pasado siglos desde que el curso fue originalmente escrito, mantiene una vigencia digna de mencionar. Es por ello que mi aporte con este website es actualizar las versiones que se encuentran en la mayoría de otros sitios en internet. Para ello me he concentrado en

1) actualizar el idioma español a uno más vigente y utilizando un vocabulario más sencillo, de manera que pueda ser entendido por la gran mayoría de los lectores, y en especial los jóvenes.
2) He eliminado todos los textos en latín, ya que es un idioma que pocos utilizan hoy en día.
3) eliminé todas las referencias y números de notas, en un intento de hacer más fluida la lectura. Y además
4) he hecho el curso gráficamente más atractivo.

Espero te guste el curso y el sitio web. Espero te guste tanto como para compartirlo con tus amigos y familiares, en un tema tan difícil de enfrentar y que como personas tratamos de evitar conversar. Y además me atrevo a solicitarte una contribución para la mantención del website y además para financiar avisos publicitarios que permitan atraer a estas reflexiones personas no cristianas, en un trabajo de evangelización que nos pidió Jesús en su Palabra.

Todo dinero recaudado será utilizado en este website y su publicidad.

 

Preparacion Para La Muerte


 

El valor sugerido del curso es de US$9.95, pero puedes colocar el monto que desees.
El monto lo decides tú.

La transacción será procesada por Paypal en forma Segura. Puedes utilizar tu tarjeta de crédito o débito con absoluta confianza.

Luego de tu pago, recibirás el Libro "Preparación Para La Muerte" de San Alfonso María de Ligorio, corregido y actualizado.

El libro está en formato pdf y puede ser descargado a tu computador, para imprimirlo.

 

 

Introducción del Autor

San Alfonso

Me pidieron algunas personas que les proporcione un libro de consideraciones sobre las verdades eternas para las almas que desean perfeccionarse y adelantar en la senda de la vida espiritual. Reclamaban otras personas una colección de materias predicables en las misiones y ejercicios espirituales. Y para no multiplicar libros, trabajos y dispendios, he creído conveniente escribir esta obra tal y como va a leerse, con objeto de que pueda servir para ambos fines. Hallarán en ella los seglares auxilios para meditar por medio de los tres "Puntos" en que he dividido cada "Capítulo", y como cualquiera de esos puntos puede servir para una meditación completa, les he agregado "Oraciones" al final de cada "Punto".


Ruego al lector que se enoje al ver que en dichas oraciones se pide casi siempre la gracia de la perseverancia y del amor a Dios, porque éstas son las dos gracias más necesarias para alcanzar la eterna salvación.


La gracia del amor divino, dice San Francisco de Sales, es aquella gracia que contiene en sí a todas las demás, porque la virtud de la caridad para con Dios lleva consigo todas las virtudes. Quien ama a Dios es humilde, casto, obediente, mortificado...; posee, en suma, todas las virtudes. Por eso decía San Agustín: "Ama a Dios y haz lo que quieras, pues el que ama a Dios evitará cuanto pueda desagradar al Señor, y sólo procurará complacerle en todo".


La otra gracia de la perseverancia es aquella que nos hace alcanzar la eterna salvación. Dice San Bernardo que el cielo está prometido a los que comienzan a vivir santamente; pero que no se da sino a los que perseveran hasta el fin.


Pero esta perseverancia, como enseñan los Santos Padres, sólo se otorga a los que la piden. Por lo cual afirma Santo Tomás que para entrar en la gloria se requiere continua oración, según lo que antes había dicho nuestro Salvador (Lc., 28, 1): Conviene orar siempre y no desfallecer; de aquí procede que muchos pecadores, aunque hayan sido perdonados, no perseveran en la gracia de Dios, porque después de alcanzar el perdón olvidan pedir a Dios perseverancia, sobre todo en tiempo de tentaciones, y recaen miserablemente. Y aunque el don de la perseverancia es enteramente gratuito y no podemos merecerle con nuestras obras, podemos, sin embargo, dice el Padre Suárez, alcanzarle infaliblemente por medio de la oración, como había dicho ya San Agustín.


Y así, me atrevo a asegurar que, entre todos los libros espirituales, no hay ni puede haber ninguno más útil ni necesario para obtener la salvación eterna que el que trate de la oración.


Con objeto de que las consideraciones de esta obra puedan también servir para la predicación a los sacerdotes que no tengan muchos libros ni tiempo de leerlos, las he enriquecido con textos de la Escritura y pasajes de los Santos Padres; citas que, aunque breves, encierran altísimo espíritu, como conviene para predicar la palabra de Dios. Los tres puntos de cada una de las consideraciones forman un sermón completo, y con este fin he procurado recoger de muchos autores las oraciones que me han parecido más vivas y propias para mover a la acción, exponiéndolos con variedad y concisión, con objeto de que el lector escoja los que más le agraden y los dilate luego a su gusto. Sea todo para gloria de Dios.


Ruego al que leyere este libro, ya en mi vida, ya después de mi muerte, que me encomiende mucho a Jesucristo, y yo prometo hacer lo mismo por todos los que tengan para conmigo esa caridad.

 

¡ Viva Jesús, nuestro amor, y María, nuestra esperanza!